Uno de los graves problemas de salud en México, y del que no se habla lo suficiente, es la enfermedad renal crónica, la cual, “hasta ahora es catalogada como la quinta causa de muerte y las fases iniciales de la enfermedad son completamente asintomáticas…”, indicó Karina Renoirte López, Directora Médica de Servicios de Grupo PiSAespecialista en nefrología adscrita al Hospital Civil de Guadalajara y expresidenta de la Asociación Nacional de Nefrólogos de México, AC.
Existen diversos factores que propician que la enfermedad renal se desarrolle, entre ellos se encuentran la diabetes, la hipertensión, fumar, la obesidad, el sedentarismo, una dieta alta en grasas o en proteína, tener algún familiar con enfermedad renal crónica, la ingesta crónica de medicamentos para el dolor o infección de vías urinarias recurrente.
Una diabetes descuidada es una de las principales razones por la que se puede derivar la enfermedad renal crónica. En México y en el mundo, la diabetes está directamente relacionada con este mal.
“El daño en los riñones se puede causar por una diabetes mal controlada; todas las personas que tienen diabetes, al menos una de cada tres, tienen riesgo de presentar complicaciones severas en el riñón”, indicó la doctora Renoirte López.
La enfermedad renal crónica no es una enfermedad rara y es de suma importancia poder identificar si existe algún factor de riesgo por medio de chequeos periódicos.
“Si tengo diabetes, tengo que checarme por lo menos cada año para conocer o ver si tengo indicios de enfermedad renal; si tengo hipertensión, si fumo, si tengo colesterol alto, si tengo obesidad, si se consume medicamentos para el dolor crónico… debo de hacerme una prueba de detección anual; si tengo algún familiar directo con enfermedad renal, un hermano, un primo, mi papá, mi mamá… también tengo que acudir a hacerme la prueba de detección”, recomendó la experta en nefrología.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here