El trastorno oposicional desafiante o TOD es un trastorno conductual que lleva a los niños a enfrentarse a las figuras de autoridad de forma persistente, según exponen los expertos del Chil Mind Institute.

De este modo, los niños que padecen TOD son temperamentales, desobedientes, rencorosos o vengativos a un nivel inusualmente alto.

Así, este trastorno socava la capacidad del niño de llevarse bien con su familia y amigos, e incluso con otros adultos.

Síntomas y causas del trastorno de oposición desafiante

El trastorno oposicional desafiante es más frecuente en niños que en niñas. Concretamente existen estudios que concluyen que el TOD afecta al 20% de los niños en edad escolar, explican desde Medline Plus.

Se trata de un trastorno que suele darse hacia los 8 años de edad, aunque, en algunas ocasiones, puede empezar incluso en preescolar.

Por el momento se cree que la causa de este trastorno se debe a una combinación de factores biológicos y psicosociales.

Entre los síntomas comunes se incluyen los siguientes:

  • Los niños pierden la paciencia de manera inusualmente rápida.
  • Ignoran o se rebelan en contra de las reglas, en casa o en la escuela, desobedeciendo a las peticiones de los adultos.
  • Discuten con los adultos.
  • Acusan a otros de sus errores o su mal comportamiento.
  • Tienden a molestar a los demás y a sí mismos con facilidad.
  • Los comportamiento disruptivos parecen ser intencionales en vez de impulsivos
  • Se niegan a cooperar de manera reflexiva.
  • Tienen ira y resentimiento con los demás
  • Tienen pocos o ningún amigo, ya que los han perdido.
  • No tienen paciencia.
  • Son rencorosos o vengativos.
  • Son susceptibles o se molestan con facilidad.

Antes de ser diagnosticados con este trastorno, el patrón debe durar, por lo general, unos 6 meses. Además, se deben traspasar los límites del mal comportamiento normal de la infancia, por lo que el comportamiento de los niños con TOD es diferente al de otros niños de su misma edad y nivel de desarrollo.

Tratamiento para el trastorno oposicional desafiante

Para ser diagnosticados del trastorno oposicional desafiante, los niños que padecen los síntomas deben ser evaluados por un psiquiatra o psicólogo.

En algunas ocasiones son considerados como posibles afectados de TOD los niños que padecen trastornos de ansiedad, trastorno de hiperactividad/déficit de atención (THDA), trastorno bipolar, trastornos de aprendizaje o trastornos de drogadicción.

Una vez diagnosticado el trastorno oposicional desafiante, generalmente se trata con un tipo de terapia conductual que incluye a los padres, o con una combinación de intervención conductual y medicamentos.

Concretamente el mejor tratamiento para estos niños es hablar con un profesional en salud mental experto en terapia individual y posteriormente en familia, afirman desde Medline Plus, quienes recalcan que hay medicamentos que también pueden servir.

Es importante consultar con un médico cercano si crees que tu hijo puede estar desarrollando un trastorno oposicional desafiante o si hay algo en su comportamiento que te preocupa.

Con tal de prevenirlo, hay que ser coherente y cumplir con las reglas y consecuencias en el hogar, sin aplicar castigos muy severos ni incongruentes.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here