Hoy en día es muy común ver en nuestras redes sociales a una buena cantidad de nuestros amigos que se dedican a…correr. Al menos en sus tiempos libres. Sin embargo, al cabo de los meses comencé a ver que varios de ellos estaban lesionados. Fue ahí cuando me di a la tarea de entender por qué se lesionaban si…estaban en forma.

Primer descubrimiento

Al ser un deporte barato, el cual prácticamente puede practicarse en cualquier superficie, cada vez la gente se animó más a realizarlo. Eso sí, algunos comenzaban como caballos desbocados presumiendo que en su primera sesión habían corrido más de diez kilómetros. Grave error, ya que al paso de los días llegaba la sobrecarga muscular que ocasionaba tirones y hasta desagarres musculares.

Segundo descubrimiento

Hay dos lesiones que son muy comunes entre los runners: esguinces y periostitis tibial. El primero, que puede ser de tres grados, es una fuerte llamada de atención para que el corredor fortalezca muslos y pantorrillas. La periostitis tibial es un dolor que aparece en las espinillas (o zona interior de la tibia), la cual puede desaparecer conforme el corredor va tomando carrera. Eso sí, este dolor es una señal de que se debe guardar reposo (no absoluto) y acudir con un fisioterapeuta para que le indique la rutina idónea de recuperación.

Tercer descubrimiento

La rodilla sí te puede retirar. Ojo, la rodilla puede considerarse el eje de equilibrio de cualquier deportista. Por eso, cuando un runner sienta dolor en el centro de ésta o en la cara externa, es momento de poner manos a la obra. El primer paso será descansarla y fortalecer las zonas de los gemelos, isquiotibiales, cuádriceps y glúteos, ya que ayudarán a contribuir las molestias. Si persisten, será necesario acudir con un profesional de la salud para ayudar a corregir el problema.

Cuarto descubrimiento

Un problema que puede ser ocasionado por la mala elección de los tenis para correr es la fascitis plantar, que es la inflamación de la fascia plantar (la zona próxima al talón). Para disminuir sus molestias se recomienda hacer un buen estiramiento o hacer un buen masaje en la planta del pie con un rodillo o una pelota de tenis.

La próxima vez que sufran alguna de estas lesiones, lo recomendable será acudir con un fisioterapeuta o un médico traumatólogo para tener un tratamiento adecuado y poder correr ese maratón tan deseado.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here