No se puede negar que la música puede mejorar tu día y puede cambiar tu estado de ánimo en un instante. Puede ser edificante, evocadora, irritante y calmante. Pero ¿sabías que escuchar música en el trabajo puede afectar tu productividad también? No sólo puede revitalizarte, se ha demostrado que es útil para ayudar a los pacientes de Alzheimer con la memoria y a que los niños aprendan matemáticas. Un estudio de 2007 de la Stanford University School of Medicine concluyó que “La música involucra las áreas del cerebro involucradas con prestar atención, hacer predicciones y actualizar eventos en la memoria”.

La música puede, potencialmente, mejorar tu rendimiento en el trabajo. Pero no todos los  trabajos se desarrollan en el mismo entorno, no todos hacemos todo el trabajo de la misma manera y, sin duda, no a todos nos gusta la misma música. Así que ¿qué temas son los mejores para ti? Tanto si te gusta una explosión de melodías que todos puedan oír o prefieres escucharlas más bajo, solo para ti, con unos audífonos, no dejes de escuchar música en el trabajo. Aquí tienes 10 maneras en que la música puede afectar (y mejorar) cómo trabajas.

1. ENFOQUE

Se ha demostrado que la música clásica aumenta la concentración y atención. Una investigación sugiere que la música clásica mejora la concentración del cerebro en ese momento, sino que aumenta la concentración en general a largo plazo.Y vamos a ser realistas, ¿hay algún trabajo donde la capacidad de enfoque no venga bien?

2. TAREAS REPETITIVAS MÁS RÁPIDO

La música movida puede ayudar a los trabajadores a completar tareas repetitivas más eficientemente. Así que, si tienes toneladas de sobres o productos para montar sigue el ritmo.

3. LA MÚSICA PUEDE AYUDAR CON LAS DISTRACCIONES

Un cierto nivel de ruido puede ayudar a tu creatividad. Sin embargo, en un momento determinado puede ser una distracción. Escuchar música en el trabajo puede ayudar a bloquear el estruendo del lugar de trabajo o puede ser el estruendo del lugar de trabajo.

4. MEJORA LA MEMORIA Y APRENDIZAJE

Los investigadores han estado explorando el fuerte vínculo entre la música, el aprendizaje y la memoria. Puedes haberte dado cuenta de que es más fácil de recordar las palabras de canciones que de poemas o que cuando escuchas ciertas canciones, inmediatamente vuelves a tu primer beso o a tu primer año en la universidad. Un estudio encontró que la música estimula las regiones motoras, auditivas y emocionales de tu cerebro. La próxima vez que necesites memorizar algo en el trabajo, conviértelo en una canción.

5. LA MÚSICA REDUCE LA ANSIEDAD

Se ha demostrado que la música puede bajar la presión arterial y elevar los niveles de dopamina. Un estudio concluyó que, “cuando se escucha música placentera, se libera dopamina en el estriado, una parte del cerebro ancestral encontrada en otros vertebrados que es sabido que responde recompensando naturalmente a estímulos como la comida y el sexo”. En pocas palabras, la música que te hace feliz.

6. MEJORA LA CREATIVIDAD

Escuchar música en el trabajo (y en general) puede ayudar a desbloquear tu creatividad. Los científicos creen que esto es porque los patrones de una composición musical son muy similares a la lengua y porque estimula su cerebro en muchos niveles diferentes. Si deseas aún más, toca un instrumento o tratar de componer una canción, o las dos cosas en tu tiempo de libre.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here