A menudo pensamos que los malos resultados obtenidos en los niños, tienen que ver solamente con situaciones vinculadas con una actitud negativa ante el aprendizaje, la falta de interés de los menores, o bien a problemas de índole emocional que pudieran distraer a los niños.

Sin embargo, existen otros factores que pueden provocar desequilibrio en el estado físico de los niños y derivar en problemas de atención y concentración en la escuela.

Como establece Carmen Ruiz Monroy, especialista en nutrición, otro de los aspectos que puede contribuir a que los alumnos obtengan malos resultados en la escuela, es la deshidratación, la cual puede conducir a los alumnos a presentar problemas de concentración, memoria, destreza y capacidad de respuesta intelectual en su regreso a las aulas de clases.

La especialista afirma que la falta de agua ocasiona desde un dolor de cabeza, sequedad en boca y piel, cierta picazón en ojos y nariz y hasta tensión en las articulaciones, además de náuseas, vómito, mareos irritabilidad, fatiga, agitación e incluso estreñimiento.

Lo grave del asunto, es que muchas de las veces confundimos la ingesta de cualquier bebida con una adecuada hidratación, cuando en la realidad, el consumo de bebidas azucaradas y jugos de frutas, tan común en los espacios educativos, lejos de rehidratar a los niños, obliga a su organismo a obtener agua de otras células para compensar la deshidratación causada por la ingesta excesiva de azúcar.

Es por ello, que es muy importante promover en toda la familia (ya que la falta de concentración no solo afecta a los niños) hábitos correctos de hidratación como el consumo de suficiente agua simple y en el caso de ser requeridos, la ingesta de sueros orales de grado médico que cuenten con la fórmula necesaria para llevar los nutrimentos a todos los tejidos del organismo.

Recuerda que un aspecto fundamental es asegurarnos de que la etiqueta de las bebidas rehidratantes nos diga que es un suero de grado médico y también que cuenta con el aval y certificación de la Secretaría de Salud y la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

Este regreso a clases, asegúrate de ayudar a tus hijos a tener un mejor desempeño escolar cuidando sus hábitos alimenticios y de hidratación.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here