A lo largo del día nos enfrentamos a numerosas situaciones que nos demandan una correcta capacidad para tomar decisiones y para ello, es muy importante que nuestras funciones cerebrales estén desarrollándose de manera óptima.

¡Está comprobado!, el desequilibrio de líquidos en el cuerpo, genera problemas a la hora de concentrarnos y también, puede causar pérdidas de la memoria y dificultad para discernir.

La hidratación influye en el rendimiento mental, por eso, cuando no consumimos la cantidad de agua y minerales adecuada, podemos enfrentarnos a problemas como la disminución de la memoria a corto plazo, cansancio, problemas de concentración y malestar general.

Además, factores como el estrés, la ansiedad y la falta de sueño, hacen que nos deshidratemos con mayor velocidad.

Es muy importante recordar que nuestro cerebro está constituido en más de un 75% de agua, por lo que, ante la falta de esta, sus células no logran funcionar de manera adecuada provocando los trastornos mencionados.

Si estás enfrentando problemas de concentración o cansancio mental, revisa tus niveles de hidratación, revisa tu ingesta de líquidos y, procura consumir electrolitos con frecuencia para asegurarte de que tu cuerpo tiene una buena hidratación.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here