En tiempos del Covid-19, donde todos debemos quedarnos en casa ya que estamos en riesgo de contraer ese virus, en un país como México que además de esa pandemia, se enfrenta a una que lleva años instalada en el país y que hasta ahora no se habían tomado medidas reales para combatirla, las enfermedades crónicas no transmisibles. 

La diabetes, obesidad, hipertensión y enfermedades cardiovasculares, conforman problemas graves a los que se enfrenta el mexicano diariamente y son factores que aumentan el riesgo de complicación en caso de contraer Covid-19, lo que podría desencadenar en la muerte. 

El Chinese Center of Disease Control and Prevetion menciona que la tasa de mortalidad para las personas con enfermedades crónicas no transmisibles es hasta del 10.5% lo que en el caso de los mexicanos, son cifras bastante elevadas, pues en un escenario como el de México, es caldo de cultivo para este virus, todo esto se debe a que las enfermedades crónicas no transmisibles, merman el sistema inmune de las personas, además de daños en diferentes órganos del cuerpo que son necesarios para la recuperación, pues la falta de oxígeno podría traer efectos negativos en el corazón. 

Así que, tomar en cuenta que tener una enfermedad de este tipo, hace que forme parte de la población en riesgo, es de suma importancia recordar que una alimentación balanceada, junto con actividad física y una buena hidratación, no sólo a base de agua, sino de sueros orales de grado médico, en caso de ser necesario, ayudará a fortalecer el sistema inmune y a reducir los riesgos de desarrollar una enfermedad crónica no transmisible. 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here