Fumar es un hábito y un vicio que es difícil de dejar, pero tal vez si enumeramos las ventajas que se sacan de dejar de fumar, alguno que otro puede decidirse. Los beneficios se sienten casi inmediatamente y van aumentando de manera progresiva. Por ejemplo:

A los 20 minutos, disminuye la presión arterial; a las 12 horas, se normaliza el monóxido de carbono en la sangre; entre las 2 semanas y los 3 meses, mejora la circulación y la función pulmonar; entre el primer y el noveno mes, disminuye la tos y la falta del aire también disminuye el riesgo de infecciones; al año el riesgo de enfermedad coronaria disminuye a la mitad y mejora la energía; a los 5 años los riesgos de cáncer por fumar se disminuyen a la mitad o se igualan a las de un no fumador, etc.

Otros beneficios son que mejoran el gusto y el olfato, es más fácil subir y bajar escaleras, el pelo y la ropa huelen mejor e incluso mejora el aspecto y salud de la piel. En el trabajo se rinde mejor e incluso el bolsillo se ve beneficiado ya que el precio de una cajetilla llega a los 50 pesos en México.

Además se puede decidir dejar de fumar a cualquier edad y el tiempo de fumador no debe influir en la toma de la decisión, una decisión que cambio de estilo de vida, a una mejor calidad de vida.

Compartir
Artículo anterior¿Qué es la salud?
Artículo siguienteVentajas del mañanero

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here