El pasado 28 de marzo se dio a conocer que a partir del mes de octubre, entraría en vigor el nuevo etiquetado frontal de advertencia en alimentos y bebidas procesadas.

Esto, en el marco de los primeros días de contingencia por el Covid 19, virus que nuestro país enfrenta con altos índices de obesidad, diabetes y sobrepeso, lo cual, lo vuelven aún más vulnerable.

En términos reales, México, un país donde la falta de políticas públicas contra la industria de comida chatarra enfrenta al Covid-19 mientras está sumergido en otras dos epidemias: los 96 millones de niños y adultos con sobrepeso y obesidad, además de los 8.6 millones de mexicanos que padecen diabetes, quienes son la población de más alto riesgo durante esta pandemia, igual que los hipertensos y con daños renales, pulmonares y cardiacos, enfermedades igualmente asociadas al consumo de bebidas azucaradas y alimentos altos en nutrientes críticos.

En México, las muertes por Covid-19, tienen que ver directamente con pacientes que por desgracia sufrían uno o más de los problemas antes mencionados, esta otra gran epidemia que ni guardados en casa podemos combatir, ya que hay 8.6 millones de mexicanos mayores de 20 años que tienen diabetes, es la segunda causa de muerte en el país. Los otros decesos tenían obesidad e hipertensión, también de las enfermedades crónicas que vuelven a los mexicanos más vulnerables ante la pandemia, es lo que ha mencionado la Secretaria de Salud. 

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud y la Organización Panamericana de la Salud (OMS y OPS), al rededor del 14% de los casos sintomáticos de coronavirus Covid-19 en el país, van a requerir atención especializada y la mitad 7%, será necesaria la atención especializada (hospitalización y ventiladores) debido a las enfermedades que aquejan a la población nacional, en este caso la obesidad y diabetes, que frente a otros países donde en promedio es el 5% de letalidad. 

En este contexto, miembros de la Alianza por la Salud Alimentaria plantearon que la pandemia del Covid-19 y las epidemias de obesidad y diabetes en México son el resultado de la ausencia de políticas públicas que durante años fueron necesarias, pero por presiones de la industria el Estado nunca llevó a cabo.

Ahora, con la aprobación de la modificación de la NOM 051 sobre el etiquetado claro en los alimentos ultraprocesados y bebidas azucaradas, está por implementarse, en el mes de Octubre, aunque en este momento, es primordial que la población se mantenga informado sobre lo que está consumiendo durante la cuarentena. 

México es el cuarto país consumidor de alimentos ultraprocesados, al rededor de 96 millones de niños y adultos tienen obesidad y sobrepeso, es un calculo de la Secretaría de Salud, lo que se traduce en siete de cada diez adultos, cuatro de cada diez adolescentes y uno de cada tres niños presentan este tipo de problemas de salud. A corto plazo, esto acentúa y agrava los problemas de diabetes, ,hipertensión y complicaciones cardiovasculares e incluso algunos tipos de cáncer. Al rededor del 90% de los casos de diabetes tipo 2 se atribuye al sobrepeso y obesidad.

Al entrar en fase 2 de la pandemia por Covid-19, que es en el momento en que se pierde el seguimiento de transmisión a los cientos de contagios, por lo que el presidente Andrés Manuel López Obrador, llamó a que la población se mantenga saludable con una buena alimentación y una adecuada hidratación. 

En el marco de la pandemia y las epidemias endémicas del país, el panorama no es el más alentador, sin embargo, con la implementación de la NOM 051, que traerá el etiquetado claro y frontal en los alimentos ultraprocesados y bebidas azucaradas, con  los octágonos de advertencia sobre su contenido, ayudará a que la población tenga acceso a la información clara y tenga la oportunidad de decidir sobre su alimentación. 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here