No, no es la nueva película de Marvel, ni el último intento de DC para hacer una buena película de súper héroes. Les llamamos súperprocesados a los alimentos que son modificados y, por esta razón, tienen un alto contenido de grasa, altos contenidos de azucares, poca fibra y pocas vitaminas.

En epidemiología se enfocan en encontrar los vectores de una enfermedad, por ejemplo, los mosquitos son los vectores de la malaria, ya que son el agente de contagio, el vector de la obesidad son los productos súperprocesados. Se le puede llamar epidemia, ya que la obesidad afecta a más de 360 millones de personas, tan solo en Latinoamérica.

¿Cómo reconocer un alimento súperprocesado? Pues prácticamente se puede decir que si viene empaquetado o envuelto para consumo, es súperprocesado. Estamos hablando de papas fritas, pastelillos, galletas, dulces, pan blanco de caja, embutidos, sopas instantáneas y muchos otros.

Entre los alimentos más comunes preparados con alimentos súperprocesados se encuentran: la pizza, pasteles, tamales, hamburguesas, hotdogs, frituras, chocolates, botanas no vegetales, carnes semielaboradas, jugos envasados y refrescos.

Estos alimentos son de muy fácil acceso, se encuentran prácticamente en cualquier lugar. En supermercados, en la tiendita de la esquina, en el cine, etcétera. Son deliciosos, están diseñados para que sean casi adictivos y son significativamente más baratos que cualquier alimento sano.

Es muy difícil resistir la tentación de comer esta clase de productos, yo lo sé, pero si poco a poco tratamos de evitarlos, si cada vez los comemos menos, si nos ponemos a ver el daño que realmente hacen a nuestro cuerpo, entonces llegará un momento en el cual ya no queramos comerlos y empezaremos con una alimentación más sana y, por lo tanto, con una vida más sana.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here