Por Humberto Bautista Rodríguez. 

En el México Contemporáneo se han desarrollado muchas tecnologías de la información para lograr la comodidad de la población, llegando a adaptar muchos aspectos de nuestra vida para simplificar procesos, pero olvidando lo efímero de la vida y la fragilidad de la salud.

Aun así, dentro de este mismo aspecto hemos logrado incorporar tecnología de punta para lograr diagnósticos veloces y mejorar pronósticos de vida. Pero eso ha sido en cuanto al desarrollo de la tecnología y su incorporación a ciencias médicas, faltando el principal aspecto que debemos desarrollar: la educación humana sobre su autocuidado para reducir su enfermedad y morbilidad.

Uno de los paradigmas que se presentan en el autocuidado del hombre es la revisión prostática, la cual debe de iniciarse a partir de los 50 años. Realizar un sencillo análisis sanguíneo en cual se solicite el “Antígeno Prostático Específico”  como parte de una rutina saludable, ayuda a la correcta prevención o atinada detención de la enfermedad.

Debido a que el Cáncer de Próstata en las primeras fases es una enfermedad silenciosa, no notarás molestia alguna; tan solo la constante necesidad de acudir al baño para orinar (más frecuente por las noches) o notarás que orinas sin fuerza.

Si ese fuera el único problema que genera el cáncer de próstata, la verdad no implicaría complicación alguna, pero por la ubicación en el cuerpo, también se presentarán dolores en la espalda baja que irán incrementando a tal grado que te será imposible estar sentado, recostado o incluso estar de pie. En esta fase es cuando frecuentemente se acude con un facultativo para una revisión o notificación diagnóstica, siendo ya un poco tarde.

Y siempre está la pregunta ¿cómo llegará el médico al diagnóstico? Tú sabes cómo, porque lo has escuchado, porque lo has visto en la televisión: la revisión prostática se realiza mediante el recto, ya que es una estructura muy cercana que facilita el poderla revisar, palpar e inclusive biopsiar.

Esta parte del diagnóstico es la que limita y pospone mucho el inicio de un tratamiento que hará la diferencia en la calidad de vida del hombre que desarrolla un Cáncer de Próstata; y es aquí donde la tecnología aún no logra ni logrará reemplazar el factor humano conocido como el Examen Digital Rectal, el cual busca cualquier irregularidad, asimetría y alteración en la consistencia de la próstata.

Desde el 2012 GLOBOCAN especificó que a nivel mundial el Cáncer de Próstata es la segunda causa de cáncer y la quinta causa de muerte por cáncer en hombres. En México la mortalidad por esta causa es de 13 muertes por cada 100 mil y representa la primera causa de cáncer y de mortalidad por cáncer en hombres en nuestro país.

El Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) presentó un estudio sobre la mortalidad por cáncer de próstata en México de 1980 al 2013. Encontró que durante ese periodo se presentaron 114 mil 616 casos, con una edad promedio de 76.5 años; estos son los casos que se lograron registrar, ya que apenas se ha dado inicio al proceso de contabilizar y conocer cuánto cáncer realmente existe dentro de la población mexicana.

Actualmente la Secretaria de Salud manifiesta que 1 de cada 7 varones mexicanos desarrollará esta enfermedad y que anualmente se diagnostican entre 21 mil y 25 mil casos nuevos de Cáncer de Próstata, siendo que el 60% de los pacientes son personas mayores de 65 años.

El hecho lamentable es que el 70% de los diagnósticos se dan ante enfermedad avanzada, registrando así que anualmente 7 mil mexicanos varones fallecen por este padecimiento hoy en día.

El Examen Digital Rectal causa mucha controversia en el varón mexicano, pero es muy necesaria para realizar una revisión de este órgano que no es vital para la vida, pero si puede ser mortal. Te presentamos algunos de los síntomas que tienes mantener vigilados para conocer tu salud prostática; estos sencillamente están focalizados al momento de orinar, actividad que realizas todos los días:

Dolor e incompleta expulsión de la orina (Disuria); tener deseo de constante de orinar pero sin lograr conseguirlo (Tenesmo Vesical o Urinario); incremento en las evacuaciones pero con poca cantidad (Polaquiuria); cuando presentas un aumento de la frecuencia al orinar pero por las noches (Nicturia). Si notas que el color de tu orina es muy obscura puede que presentes sangre en la orina, y esto es debido a que una sola gota de sangre puede cambiarle el color a un litro de orina (Hematuria).

Si notas estos síntomas, realízate el estudio de sangre APE (Antígeno Prostático Específico) y acude con un Uro-Oncólogo para que realice el Examen Digital Rectal. El Cáncer de Próstata es silencioso, asintomático y en algunas ocasiones el Antígeno Prostático puede no ser del todo indicativo, ya que se han documentado presencia de tumoraciones en la próstata y un antígeno normal.

Si es que se presentan alteraciones en el Examen Digital Rectal o en el Antígeno Prostático, se realizará un estudio de tejido, mediante una biopsia; tomando entre 10 y 12 muestras de la misma. Este procedimiento siempre se realiza bajo anestesia local o sedación, se te suministrará un tratamiento antibiótico antes y otro después del procedimiento. Si resulta positivo, lo siguiente es conocer el avance de la enfermedad.

La próstata está muy cerca de huesos, colon y vejiga, y mientras más pospongas el diagnóstico, se retrasará el tratamiento, generando que la enfermedad avance y no logres pertenecer al 30% de varones que son diagnosticados y tratados a tiempo.

Humberto Bautista Rodríguez

http://www.tengocanceryahoraque.com/

Sobre el autor:

Humberto Bautista es Licenciado en Psicología por la Universidad del Valle de México, en 2005 concluyó la Maestría en Psico-Oncología por la Universidad Complutense en España, en 2015 concluyo la Maestría en Bioética por la Universidad Panamericana en la Ciudad de México.

Actualmente es miembro del Comité Editorial de la Gaceta Mexicana de Oncología, A.C., y de la Sociedad Mexicana de Oncología, A.C. Tiene una extensiva carrera dando terapia Pisco-Oncológica en el Centro Médico Nacional Siglo XXI.

Fue coordinador del Comité de Psico-Oncología de la Sociedad Mexicana de Oncología “SMeO”.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here