México ocupa el primer lugar mundial en obesidad infantil y el segundo en adultos, es decir, uno de cada tres niños padece sobrepeso u obesidad, si esta tendencia siguiera, se calcula que en el futuro el 50% de la población infantil, podría padecer este tipo de enfermedades. 

En este contexto, y luego de que, hace tres años la Secretaría de Salud declarara una emergencia epidemiológica por el aumento excesivo de sobrepeso en la población, el Congreso de la Unión aprobó hace un par de meses,  la reforma para regular la manera en la que la industria de alimentos y bebidas no alcohólicas debe etiquetar e informar sobre los ingredientes poco saludables que sus productos contienen.

Este etiquetado ayudará a que los consumidores puedan tomar mejores decisiones a partir del mayor acceso a la información nutrimental, ya que este etiquetado tiene dos características principales: da información más clara y fácil de comprender e implicar menor tiempo de interpretación. 

El nuevo etiquetado trabaja con seis octágonos para resaltar la cantidad de ingredientes poco saludables —también llamados nutrientes críticos— que contienen los productos de consumo indicando si contienen: 

  • Exceso de calorías
  • Exceso de azúcares
  • Exceso de grasas saturadas
  • Exceso de grasas trans
  • Exceso de sodio
  • Exceso de edulcorantes o cafeína (diseñado para la población infantil

Además de la reforma aprobada por el Congreso, es necesaria la actualización de la NOM-051-SCFI/SSA1-2010 la Norma Oficial Mexicana relacionada con el etiquetado de alimentos y bebidas industrializadas.

La propuesta de actualización de esta norma incluye que los productos que contengan alguna de las señales de alerta no podrán tener el aval de asociaciones médicas que pudieran confundir a los usuarios, no podrán enfatizar  el contenido de ingredientes saludables que puedan generar un “efecto distractor” en los consumidores ni podrán contener elementos persuasivos y publicidad en los empaques.

Después de pasar por una consulta pública, esta norma se aplicará a partir de mediados del año 2020. 

En torno al etiquetado, han surgido numerosos debates, y los especialistas tanto del ámbito médico como del académico, han señalado, que lo más importante a atender en este aspecto

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here