Entramos en fase 2 de contingencia por Covid-19. Pasaremos varias semanas en casa, lo cual está cambiando nuestras dinámicas familiares. Sin embargo, es importante no caer en pánico y seguir las recomendaciones sanitarias que nos envían los expertos por todos los medios. 

Esta cuarentena espontánea se ha convertido en un tiempo para pasar con la familia, de reorganizar nuestro día a día y sobre todo de poner atención en nuestra alimentación e hidratación. 

Durante los últimos 20 años, las cifras de sobrepeso y obesidad se han incrementado notoriamente en México, por eso es importante cuidar lo que comemos y tomamos. 

Por ejemplo, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición, los alimentos no recomendables para consumo cotidiano que más ingieren los mexicanos son las bebidas no-lácteas endulzadas, seguidas de las botanas, dulces y postres.

Es decir, antes de pensar en tomar refresco o un “jugo fresco embotellado”, piénsalo dos veces, ya que estos tienen azúcar en exceso que tu organismo no logra metabolizar correctamente. 

¿Cómo me hidrato? 

Hay una manera muy simple: ten siempre una jarra con agua en la mesa del comedor, para que esté al alcance de todos los miembros de la familia. Si quieres complementar una buena hidratación, lo recomendable es consumir sueros orales de grado médico.

Recuerda que los niños estarán jugando y realizando actividades todo el día. Por eso, como padre debes asegurarte que consuman suficientes líquidos durante el día.

El mantenernos bien hidratados y bien alimentados nos permitirá tener un buen estado de salud. Además, a los que trabajamos desde casa nos ayudará a tener una mejor concentración. 

¡No te expongas!

Yo te cuido y tú me cuidas 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here