Ante el inicio de la temporada de frío, es necesario vigilar estar bien hidratado, es primordial tomar en cuenta que, no es necesario que haga calor para que el cuerpo se deshidrate, ya que esto sucede con la pérdida natural de líquidos.

Los expertos resaltan la importancia de la hidratación como parte del proceso de recuperación en los pacientes que se enferman de influenza, además de reforzar el autocuidado como una medida para evitar más complicaciones.

La hidratación es fundamental ya que ayuda a estabilizar la respuesta metabólica, evita que se degenere el estado general, además de prevenir complicaciones e infecciones más severas. Recordar que la sintomatología de la influenza y la Covid-19 son similares, por ello, en cualquiera de los dos casos, la hidratación juega un papel fundamental, ya que ayuda a fortalecer al sistema inmune, proporcionándole sales y minerales indispensables para cada parte del cuerpo, por ello, es necesario al menos tomar dos litros de agua al día y cuando ello no sea suficiente, tomar sueros orales de grado médico, avalados por la Cofepris, ya que, contienen electrolitos y glucosa que facilitan el transporte de sodio y agua al interior de la células y con ello, tener una hidratación celular adecuada, en casos de enfermedad, como la influenza (o la Covid-19) puede hacer la diferencia entre estar en riesgo de complicaciones como la neumonía.

Además, es esencial tener hábitos saludables, como ejercitarse y tener una dieta saludable, basada en frutas y verduras, que también aportarán agua a nuestro cuerpo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here