¿Has notado que cuando te sientes nervioso tu sensación de hambre aumenta? ¿Qué decisión tomas cuando esto sucede?

Si tu reacción inmediata es comer lo primero que encuentras para saciar tu hambre, puede ser que lejos de una necesidad alimenticia, estés tratando de satisfacer una necesidad emocional.

Muchas veces comemos motivados por ciertas emociones del momento como el estrés o la ansiedad, recurriendo a opciones poco saludables o comiendo en exceso.

Esto se conoce como hambre emocional y se presenta cuando hay algún detonador de índole psicológico que repercute en los hábitos alimenticios de las personas.

Pero el hambre emocional es diferente al hambre real o fisiológica que es una necesidad real del ser humano para poder sobrevivir y, que además aparece en momentos específicos de la vida de las personas y siempre derivada de la demanda de alimento por parte de nuestro organismo.

¿Pero cómo saber si cuando sientes hambre, esta es emocional o física?

Existen algunos indicadores muy claros que te pueden ayudar a identificarlo

  1. El hambre física es gradual, se presenta cuando el organismo demanda nutrientes tras haber cumplido el ciclo digestivo.
  2. Acepta cualquier tipo de comida: a diferencia del hambre emocional que recurre a la satisfacción de los llamados “antojos” el hambre física acepta cualquier cosa que comas con la finalidad de proveer al estómago del alimento necesario.
  3. Es paciente, el hambre física se presenta de forma paulatina pero de inicio no genera desesperación por comer.
  4. Desaparece al estar saciado, una vez cubierto el requerimiento alimenticio, este tipo de hambre desaparece.

Ahora que tienes estos aspectos identificados analiza si la necesidad de comer que experimentas está vinculada con cuestiones emocionales como preocupación, estrés, situaciones inciertas o algún otro factor psicológico que pudiera estarla detonando.

Y mucha atención aquí:

Llevar una dieta balanceada rica en alimentos de origen natural y combinarla con rutinas adecuadas de hidratación que incluyan suficiente agua y suros orales de grado médico hará  que tu organismo y tus emociones estén en equilibrio, con ello reducirás tus niveles de estrés y, desde luego, tu bienestar físico y emocional aumentará.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here