Por: Gabriela Ortiz, asesora médica de Grupo Pisa

Una de las enfermedades de la piel más comunes, es la psoriasis, misma que puede estar asociada a factores como el estrés, el tabaquismo, el alcoholismo y la obesidad.

Esta enfermedad, consiste en el crecimiento acelerado de las células cutáneas que deriva en que, lejos de desarrollarse en el ciclo normal de 3 a 4 semanas, su crecimiento se de en 14 días, promoviendo la aparición y acumulación de escamas blanco-nacaradas que se asientan sobre una piel enrojecida y generan comezón, dolor e irritación en las zonas afectadas.

La psoriasis afecta a miles de personas alrededor del mundo y sus causas pueden ser de diferentes procedencias, como razones inmunológicas, transmisión hereditaria, mutaciones genéticas y contacto personal.

A pesar de que la enfermedad no es contagiosa, la psoriasis puede detonarse debido al estrés acumulado o infecciones como la amigdalitis.

Existen también otros factores que contribuyen al desarrollo de la enfermedad como pueden ser la insuficiencia de vitamina D, infecciones cutáneas, traumatismos en la piel como un corte o raspón, la picadura de un insecto o una quemadura solar grave.

TIPOS DE PSORIASIS

• Psoriasis en placas. Pueden aparecer en cualquier lugar del cuerpo, principalmente en codos, rodillas, región lumbar.
• Psoriasis en las uñas. La psoriasis puede afectar las uñas de las manos y los pies, las uñas se observan con un puntilleo su crecimiento es anormal y presenta cambios en su coloración
• Psoriasis en gotas. Este tipo de psoriasis afecta principalmente a niños y adultos jóvenes. En general, se desencadena por una infección bacteriana, como la amigdalitis estreptocócica. Se caracteriza por lesiones en forma de gotas en el torso, los brazos y las piernas.
• Psoriasis inversa. Afecta principalmente la piel de las axilas, la región inguinal y debajo de la glándula mamaria. La psoriasis inversa causa manchas lisas de piel roja e inflamada que empeoran con la fricción y la sudoración. Las infecciones por hongos pueden desencadenar este tipo de psoriasis.
• Psoriasis pustulosa. Este tipo de psoriasis es poco frecuente y puede producirse en zonas más pequeñas como en las manos, en los pies o en las puntas de los dedos.
• Artritis psoriásica. Además de la piel inflamada y escamosa, la artritis psoriásica provoca inflamación y dolor en las articulaciones que son típicos de la artritis.

Llevar un estilo de vida saludable, puede hacer la gran diferencia en esta enfermedad, por eso es recomendable para quienes la padecen, atender estas recomendaciones:

Llevar una dieta rica en fibra y libre de gluten

Bañarse en agua fría o tibia con jabones suaves

Aplicación frecuente de emolientes especialmente mientras la piel aún está húmeda.

También ayudan los baños con avena coloidal, la harina de avena, o las infusiones de manzanilla.

Es recomendable la aplicación de aceite de oliva

Consumo alto de ácidos grasos omega 3

Dieta baja en calorías.

Ingesta de ácido fólico (espinaca, col, hoja de nabo, lechuga, todas las hojas verdes en general).

Un método efectivo en la prevención de esta enfermedad es la ingesta continua de electrolitos orales de grado médico, una buena alimentación y el uso constante de bloqueador solar.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here