El efecto del calor y de la luz (CIE 10 T 670 El Golpe de Calor e Insolación) es un cuadro médico grave que pone en peligro la vida. Se produce cuando la temperatura corporal se eleva por encima  de los 39.4 °C y llega hasta 41 ºC. A veces, incluso puede subir más.

El Golpe de Calor puede deberse a las altas temperaturas ambientales, por actividad física vigorosa, o por otras condiciones que elevan la temperatura corporal de una persona. Esto se complica más porque el organismo es incapaz de regular su propia temperatura y produce una situación de desajuste térmico que requerirá atención médica inmediata para prevenir daño a un órgano blanco o, incluso, la muerte.

¿Quiénes están en riesgo?

Niños y ancianos son la población más vulnerable, ya que la capacidad de enfrentar el calor extremo depende de la vitalidad del sistema nervioso central, por lo que en los extremos de la vida se dificulta.

La explicación

En los niños el cuerpo no está completamente desarrollado y en los adultos mayores se empieza a deteriorar, provocando que el cuerpo sea incapaz de adaptarse a los cambios de temperatura, poniéndolos en riesgo de presentar deshidratación.

También, las personas que consumen medicamentos como: diuréticos, vasoconstrictores, antihipertensivos y medicamentos psiquiátricos, están en población de riesgo de sufrir Golpe de Calor.

¿Cómo se manifiesta un Golpe de Calor?

  • Alta temperatura del cuerpo: una temperatura corporal de 40 °C o mayor.
  • Falta de sudoración: piel caliente y seca.
  • Respiración acelerada o baja.
  • Frecuencia cardiaca elevada.
  • Alteraciones en el estado de consciencia.
  • Debilidad muscular.

Si presenta alguno de estos síntomas, es importante recibir atención médica porque podría poner en peligro su vida.

Las mejores recomendaciones de los expertos son mantenerse hidratados (de preferencia con sueros de grado médico), usar ropa fresca y evitar la exposición directa y prolongada al sol.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here