Ya hemos hablado sobre la importancia de mantenernos bien hidratados frente a las altas temperaturas para evitar ser víctimas de un golpe de calor, sin embargo, una vez que éste se presenta, la atención oportuna es fundamental para controlar sus efectos.

El Dr. Jonathan Aguirre Valadez, médico internista gastroenterólogo, egresado de la UNAM, miembro del Consejo de Medicina Interna y de la Junta Mexicana de Gastroenterología y Junta Mexicana de Patología considera fundamental el estar alerta de los síntomas del golpe de calor como la respiración acelerada, la sudoración excesiva, la sensación de desorientación y el enrojecimiento de la piel, no solamente en nosotros sino también en las personas que nos rodean.

El especialista señala que muchas veces no reconocemos como alertas de gravedad, los cambios en nuestro cuerpo causados por la deshidratación y esto favorece las complicaciones a la salud, mismas que pueden ser evitadas con atención oportuna. Aguirre Valadez, recomienda que, en caso de estar expuestos a temperaturas altas, es importante procurar mantenerse frescos, usando ropa holgada que permita respirar a la piel, llevar una dieta alta en vegetales y frutas, consumir agua y electrolitos con frecuencia, mantener ventilados los espacios domésticos y de trabajo.

Por otra parte, en caso de presentar o identificar en otra persona, los síntomas del golpe de calor, es muy importante la rehidratación con bebidas hidroelectrolíticas como los sueros orales de grado médico para reponer el agua, la glucosa y los minerales perdidos, también, el asegurarse de que la persona afectada no esté cubierta con capas excesivas de ropa además de procurar el traslado para atención médica inmediata.

Estar atentos a los síntomas de golpe de calor en nosotros y las personas que nos rodean, puede evitar consecuencias fatales.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here