Uno de los padecimientos de los que más se habla en la actualidad, es la obesidad, ya que ésta se vincula con muchas otras enfermedades y para diagnosticarla, entre los indicadores más relevantes está el grado de acumulación de grasa abdominal.

Sin embargo, el no tener grasa en el abdomen, no es indicador de no tenerla en otras partes del cuerpo, en especial, en las vísceras, donde además, dicha acumulación es aún más peligrosa, esto aunado a que tenemos la falsa creencia de que las personas delgadas, por el simple hecho de serlo, son más saludables.

No siempre es así, también existen los falsos delgados, ¿quiénes son? 

El término  “falso delgado” se usa para referirse a las personas que aparentemente tienen una constitución delgada o están en forma, pero que en realidad acumulan grasa en su organismo. Tras varios estudios realizados se encontró que hay personas cuyos índices de masa corporal no son elevados, pero sus porcentajes de grasa visceral si lo son.

La grasa visceral es la que rodea órganos como el páncreas, el hígado o incluso el corazón, no se ve a simple vista y se acumula debajo de la piel y es peligrosa porque lejos de acumularse en la piel, como en las personas con índices de masa corporal elevados, se acumula alrededor de órganos ya arterias, representando mayores riesgos a la salud y afectaciones en el metabolismo ya que al envolver los órganos, la grasa envía señales químicas erróneas al cerebro afectando nuestro equilibrio hormonal, estado de ánimo e incluso nuestra claridad mental.

Los padecimientos anteriores pueden solucionarse o prevenirse llevando una dieta balanceada complementada por una buena hidratación y, desde luego, realizando actividad física constantemente.

La mayoría de las personas que presentan este tipo de problema, tienen malos hábitos alimenticios y suelen realizar poca actividad física, al sentirse cómodos con su peso y figura, sin embargo, es importante que, a pesar de no presentar síntomas visibles de obesidad, revises tus niveles de colesterol, azúcar y triglicéridos así como los porcentajes de grasa visceral que tienes.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here