Regularmente los tratamientos médicos que se aplican a los niños son los mismos que se aplican a los adultos pero con ajustes en las dosis, cantidades, frecuencias, etc. Sin embargo, la fisioterapia pediátrica no se refiere únicamente a la misma fisioterapia de adultos aplicada a los niños. La fisioterapia infantil o pediátrica es una forma de realizar intervenciones terapéuticas muy diferentes al resto de especializaciones de la fisioterapia.

La fisioterapia infantil se ocupa del asesoramiento, tratamiento y cuidado de bebés recién nacidos, niños, y adolescentes que presentan problemas en su desarrollo general o desórdenes en el movimiento u otras enfermedades o alteraciones que pueden ser sanadas, controladas o aliviadas por medio de técnicas y equipo especializado. También puede ser aplicada en niños sanos sin ningún problema.

Lo principal a tomar en cuenta en este caso es que los pacientes son personitas en desarrollo, esa es la gran diferencia,  y el objetivo primordial es que se conviertan en personas maduras y bien integradas a la sociedad.

La fisiología infantil puede ayudar y beneficiar a niños con diferentes tipos de enfermedades como son:

  • Problemas neurológicos: Parálisis cerebral, problemas neuromusculares, espina bífida, traumatismos craneoencefálicos, parálisis braquial obstéticas, etc.
  • Problemas ortopédicos: Tortícolis congénita, dislocación de caderas, problemas postulares, escoliosis, dislocación de caderas, etc.
  • Problemas respiratorios: Fibrosis quística, asma, bronquiolitis, etc.
  • Problemas reumatológicos: Artritis reumatológica infantil, etc.

También se puede atender a niños sanos para prevenir malas posturas y a niños que necesitan seguimiento para prevenir alteraciones en su desarrollo o facilitarlo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here