Dormir bien es fundamental. El descanso es necesario para nuestra salud. Pero, mientras uno duerme, no solamente la mente y el cuerpo se apagan. Durante la noche, los órganos y los procesos internos trabajan intensamente.

Así lo han demostrado las diferentes investigaciones, que advierten de que falta de sueño aumenta el riesgo de padecer obesidad, enfermedades del corazón e infecciones. Además, mientras dormimos, nuestro el cuerpo libera hormonas que ayudan a reparar las células y a controlar el uso de la energía que hace el cuerpo. Estos cambios hormonales pueden afectar su peso corporal.

Si bien las necesidades personales varían, en promedio, un adulto necesita entre 7 y 8 horas de sueño por noche, según los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por sus siglas en inglés). Generalmente, los bebés duermen unas 16 horas diarias. Los niños pequeños necesitan unas 10 horas de sueño, mientras que los adolescentes necesitan al menos 9 horas.

Cuántas horas tengo que dormir, según mi edad

Por tanto, las necesidades de sueño varían según la edad. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) y varias organizaciones especializadas, las necesidades de descanso cambian a lo largo de la vida, de menos a más:

• En el caso de los recién nacidos el tiempo de sueño es de catorce a 17 horas o más.

• Los niños y adolescentes, nueve o 10 horas.

• Los adultos, siete u ocho horas.

• Los mayores de 65 suelen dormir menos de siete.

Consejos para dormir

Hay que hacer propósito de enmienda e intentar dormir las horas recomendadas por las distintas autoridades sanitarias. Siempre podemos seguir estos consejos para establecer hábitos de sueño saludables, de la Academia Estadounidense de Medicina del Sueño (AASM, por sus siglas en inglés):

• Mantener un horario de sueño constante. Levantarnos a la misma hora todos los días, incluso los fines de semana o durante las vacaciones.

• Establecer una hora para acostarse lo suficientemente temprano para que pueda dormir al menos 7-8 horas.

• No irnos a la cama si no tenemos sueño.

• Si no conseguimos conciliar el sueño después de 20 minutos, estos especialistas recomiendas levantarse de la cama y hacer un pequeño receso.

• Establecer una rutina relajante a la hora de acostarse.

• Usa su cama solo para dormir y tener relaciones sexuales.

• Hacer del dormitorio sea tranquilo y relajante. Eso lo conseguiremos si mantenemos la habitación a una temperatura agradable y fresca.

• Apagar los dispositivos electrónicos al menos 30 minutos antes de acostarse.

• No hacer una comida abundante antes de acostarse.

• Hacer ejercicio con regularidad y mantener una dieta saludable.

• Evitar consumir cafeína por la tarde o por la noche.

• Evitar consumir alcohol antes de acostarse.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here