Llevar a cabo unos correctos hábitos de higiene bucodental es fundamental para que los dientes se encuentren en buen estado, tanto en niños como en adultos.

Las personas tenemos dientes de leche hasta los 6 años de edad, cuando comienzan a caerse. Posteriormente, entre los 10 y los 12 años, caen los molares posteriores, por lo que los dientes permanentes suelen llegar aproximadamente a los 13 años.

Sin embargo, aunque los dientes de leche sean temporales, es necesario cuidarlos, ya que ocupan un espacio en el que posteriormente crecerá un diente permanente.

De este modo, si un niño se daña un diente de leche o se le cae por una caries, es probable que el espacio quede ocupado por los dientes de los lados, por lo que cuando el diente bueno quiera salir, no tendrá espacio donde colocarse.

Así, tener problemas con los dientes de leche puede provocar algunas afecciones como maloclusión, malnutrición, infecciones, afectaciones en el habla y problemas de autoestima.

Por ello, desde el servicio de Odontología del Hospital Universitari General de Catalunya aseguran que los dientes es una de las partes de nuestro cuerpo que más cuidado requieren. Tanto adultos como niños pequeños deben cuidar de sus dientes, así como los padres deben cuidar de los dientes de un bebé.

Trucos para el cuidado de dientes en niños

Con tal de evitar infecciones y futuras enfermedades en los dientes, desde el servicio de Odontología del Hospital Universitari General de Catalunya lanzan una serie de recomendaciones para aprender a cuidar los dientes de los más pequeños.

En primer lugar, es importante saber que la primera visita al odontopediatra debe ser antes del primer cumpleaños de un niño y no más tarde de los 3 años.

En el caso de los bebés, se deben limpiar las encías una vez al día con una gasa húmeda o un dedal de silicona en el momento del baño. A partir de la salida del primer diente, se deben lavar con un cepillo de filamentos suaves y utilizar pasta dental que contenga 1.000 ppm de flúor. Es importante que el cepillado se realice por la noche y con poca pasta dental, lo equivalente a un grano de arroz.

A partir de los 3 años, los niños ya pueden utilizar pasta 1000-1450 ppm de flúor, pero la cantidad no debe superar el tamaño de un guisante. A partir de los 6 años, el cepillado debe realizarse con pasta 1450 ppm de flúor y la cantidad también debe ser equivalente a un guisante.

Según los expertos a la hora de ayudar a un niño a lavarse los dientes deben tenerse en cuenta los siguientes aspectos:

  • Se deben cepillar los dientes durante 2-3 minutos después de cada comida principal, tres veces al día, siendo la de la noche la más importante.
  • Es importante que los niños escupan el exceso de pasta, pero no se recomienda enjuagar con agua.
  • El cepillado dental infantil es efectivo si está supervisado por un adulto, por lo que se deben repasar las zonas que el niño no ha sabido o no ha podido cepillar.
  • Es necesario cepillar todas las caras de los dientes (externa, interna y superficies masticatorias) y utilizar un hilo dental por los espacios que hay entre los dientes y a partir de los 3 años de edad.
  • La pasta dental fluorada debe ser administrada por un adulto, y el cepillado nocturno debe ser controlado hasta la adolescencia.
  • Cada niño debe tener su propio cepillo de dientes y se debe cambiar cada 2 o 3 meses o, por el contrario, cuando los filamentos estén abiertos. En el caso de bebés, se deben cambiar los cepillos cada 2 meses y en el caso de niños y adultos cada 3 meses.

Además de todos estos consejos, es importante cuidar la alimentación de los más pequeños, evitando introducir azúcar en la dieta si el niño es menor de 2 años y evitando el consumo abusivo de galletas, chocolate, yogures azucarados, zumos envasados, pan de molde, patatas fritas, snacks dulces o salados y bebidas con gas.

Es importante saber que no es la cantidad lo que aumenta el riesgo de caries, sino la frecuencia de ingesta. Por ello, dieta sana y equilibrada rica en frutas, verduras, legumbres y lácteos es fundamental para tener una boca sana.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here