Por: Alejandra Valdés, pediatra neonatóloga prolactancia

Durante el otoño y el invierno nos volvemos más propensos a contraer enfermedades, principalmente respiratorias. La razón: es la época del año en donde más predominan los virus respiratorios como son: virus sincitial A y B , rinovirus, parainfluenzavirus, virus de la gripe A, B y C, y el grupo de los adenovirus.

Pequeños, los principales afectados 

Durante los primeros años de vida, los pequeños pueden llegar a presentar entre 6 y 8 cuadros de infecciones respiratorias agudas (causadas por virus) y son las principales causas de consulta médica y ausentismo escolar. 

¿Cómo podemos prevenirlos?

  • Lavarse las manos con agua y jabón, después de volver de la calle, antes de preparar alimentos, antes y después de ir al baño o cambiar pañales.
  • Lactancia materna.
  • Ir al corriente con el esquema nacional de vacunación. 
  • Mantener la casa limpia y ventilada.
  • No fumar y mantener el ambiente libre de humos.
  • Llevar una dieta equilibrada. 
  • Evitar el contacto con personas enfermas. 
  • Abrigarse y cubrir boca y nariz cuando baje la temperatura.

Siguiendo estas recomendaciones evitarás que tu pequeño se enferme tan seguido cuando cambie la estación. 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here