Si bien es cierto que el tema fundamental estos días es la prevención del contagio de Covid-19. No podemos dejar de lado la importancia de tomar otras precauciones para cuidar nuestra salud en general.

Y una de ellas es, mantenernos bien hidratados ante el alza en las temperaturas, tras la llegada de la primavera, para evitar padecer el famoso “golpe de calor”, el conjunto de malestares físicos generados por la exposición a las temperaturas altas que puede, incluso, derivar en la muerte.

Durante un golpe de calor es posible que hagamos las cosas equivocadas y con ello, afectemos más a nuestra salud, por ello hay poner especial cuidado en lo que se hace y cómo es que se lleva a cabo.

  • Evitar el cambio brusco de temperatura, ya que eso llevaría a nuestro cuerpo a entrar en shock           
  • Hidratación: no debe ser con agua extremadamente fría, debe ser con sueros orales de grado médico o agua fresca 
  • Duchas frecuentes: evitar que sea con agua helada pues podría causar alguna enfermedad en las vías respiratorias 
  • Buscar sombra: para evitar seguir en contacto con la luz del sol directa
  • Evitar usar demasiadas prendas: en caso de calor lo mejor es mantenerse fresco 
  • Evitar las bebidas alcohólicas y azucaradas ya que pueden llevar a perder líquido corporal y hacer que la deshidratación sea mucho más grave

Recuerda que en esta temporada de calor,  es importante tener una dieta balanceada, alta en verduras y también una adecuada hidratación, por lo menos dos litros de agua al día y tomar sueros orales de grado médico en caso de ser necesario. 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here