Si hay un tema que ha estado en boga durante los últimos días, ese sin duda ha sido el del etiquetado frontal de advertencia cuya principal función es ayudar a que los consumidores de alimentos procesados puedan tomar mejores decisiones con respecto a su alimentación a través de información clara y eficiente sobre el contenido de dichos productos. 

Pero ¿cuáles son los aspectos más importantes a considerar en torno a este etiquetado regulado por la NOM 051

Aquí te compartimos algunos de ellos

  • Este etiquetado aplica para los alimentos y bebidas no alcohólicas
  • Busca que los alimentos procesados especifiquen su contenido de forma clara 

para que los consumidores tengan la información simple para que sea de fácil de entender.

  • Los sellos en color negro indicarán en qué son altos y si son apropiados para el consumo de ciertos sectores de la población como personas con diabetes, obesidad o bien, los niños. 
  • La información proporcionada por el producto, podrá hacer que el consumidor compare entre productos y elija la mejor opción por su contenido. 
  • El etiquetado será en color negro, en forma octagonal y tendrán la leyenda: “exceso de” indicando los nutrientes críticos que contenga: calorías, sodio, azúcares y grasas trans. 
  • Esta modificación también indica que si el producto no es para los niños, entonces no podrá tener ningún elemento atractivo para los niños en el empaque ya que podría considerarse publicidad engañosa.
  • La información de la tabla nutrimental se estandarizará en 100gr, aunque los productos contengan más o menos de 100gr.
  • Sólo se especificará en los productos si alguno de los elementos se excede de las medidas recomendadas. 

¿Cuáles son los productos que no llevarán el etiquetado de advertencia? 

  • Bebidas alcohólicas: ya que estas se regulan de manera independiente y con otros parámetros de las autoridades sanitarias.
  • No se regulan las materias primas para la elaboración de alimentos.
  • Los productos que tengan vitaminas, minerales, electrolitos, aminoácidos o ácidos grasos. 
  • Productos que sean de uso terapéutico, preventivos y rehabilitatorios. 

¿Está más claro no? recuerda que como consumidores es muy importante estar informados y siempre recurrir a fuentes confiables para despejar las dudas que tengamos sobre temas que pueden favorecer o afectar nuestra salud. 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here