El nuevo etiquetado de advertencia le dice adiós a “Pancho, Melvin y Toño”

El pasado 28 de marzo, la Secretaría de Economía publicó en el Diario Oficial de la Federación, la modificación a la Norma Oficial Mexicana NOM-051 referente a las especificaciones generales del etiquetado para alimentos y bebidas no alcohólicas, cuya primera fase entrará en vigor el 1 de octubre próximo. 

Este nuevo etiquetado, que busca, a través de sellos octagonales, informar de forma clara y advertir el contenido excesivo de calorías, azúcares,grasas saturadas; grasas trans y sodio, comenzará a colocarse en los alimentos y bebidas procesadas durante los próximos meses, solo en los casos, en que su formulación lo amerite. 

Además, se incluirán las frases  “contiene cafeína-evitar en niños; contiene edulcorantes, no recomendable en niños”. 

Otra de las medidas fundamentales, consistirá en que los productos procesados que requieran uno o más sellos de advertencia o lleven la leyenda de edulcorantes, no podrán exhibir en su etiqueta personajes infantiles, animaciones, dibujos animados, celebridades, deportistas o mascotas, elementos interactivos, tales como, juegos visual – espaciales o descargas digitales, que promuevan su consumo, compra o elección. 

La implementación de esta norma, traerá consigo el rediseño de etiquetas y empaques para suprimir a los personajes atractivos para los niños en productos como cereales, galletas o jugos, con la finalidad de evitar la publicidad engañosa. 

 Desde que comenzara a discutirse en el Congreso, la modificación a la NOM-051 enfrentó la renuencia de algunos sectores de la industria alimenticia, que incluso buscaron frenarle en el Poder Judicial. 

Sin embargo, el gobierno federal publicó en la edición vespertina del Diario Oficial de la Federación del pasado viernes 28 de marzo, la Norma, en la que asegura que la primera fase entrará el 1 de octubre de 2020 y será hasta el 1 de octubre de 2025 cuando entre en su totalidad.

La primera fase de aplicación se llevará a cabo del 1 de octubre de 2020 al 30 de septiembre del 2023, durante ésta, se cuantificará la información nutrimental complementaria a partir de nuevos criterios como la presencia de azúcares añadidos, la separación de azúcares y calorías, así como de las grasas saturadas, grasas trans, calorías y sodio, a su vez, en la segunda fase, del 1 de octubre de 2023 al 30 de septiembre de 2025, se reducirá más el tope máximo de sodio que debe tener un alimento sólido y líquido.

Cereales, bizcochos,galletas, papas fritas, jugos y néctares, así como las bebidas rehidratantes que contengan exceso de azúcar, serán los principales productos que llevarán el etiquetado de advertencia, mientras que productos saludables bajos en grasa, sodio y azúcar, así como los sueros orales de grado médico que contengan glucosa y no otro tipo de azúcares, al no contener nutrientes críticos, no requerirán la modificación en su etiqutado. 

En cuanto al diseño, los octágonos de advertencia deberán cubrir al menos el 15% de la superficie del empaque del producto, para garantizar su visibilidad y será la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) el organismo encargado de publicar antes del 1 de octubre de 2020 los lineamientos para el registro y reconocimiento de las organizaciones y asociaciones profesionales que avalen los productos. 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here