Casi siempre presente en las reuniones de cualquier estrato social como bodas, carnes asadas de los domingos, los XV años de la sobrina, la degustación de quesos, la fiesta del fin de semana etc. El alcohol, esa bebida que es aceptada totalmente en nuestra sociedad, pero no se debe de olvidar que se trata de la droga más consumida de nuestro entorno y que causa un gran cantidad de problemas de salud y sociales. Y, si se consume en exceso, cualquier persona puede llegar a padecer una enfermedad mortal: el alcoholismo.

El alcoholismo es una enfermedad crónica y progresiva que se caracteriza por una dependencia emocional y a veces orgánica de las bebidas alcohólicas, con repercusiones importantes sobre la salud física y psicológica.

El consumo de alcohol afecta la cavidad bucal, a la mucosa oral y a los dientes. Ingerido de forma habitual, repercute en la salud bucodental y en la estética oral  y puede causar desde caries dental, lesiones mucosas, sequedad bucal, hasta enfermedad periodontal o de encías y cáncer oral.

Es necesario visitar regularmente al odontólogo para detectar a tiempo cualquier problema que pueda convertirse en emergencia.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here