De acuerdo con el Instituto Nacional de Salud Pública, desde hace dos décadas la diabetes mellitus es la primera causa de muerte en México.

Este padecimiento, hace que la glucosa en la sangre se eleve debido a que el cuerpo no produce o no utiliza de forma apropiada la insulina, hormona encargada de que las células transformen la glucosa (que proviene de los alimentos) en energía. Sin la suficiente insulina, la glucosa se mantiene en la sangre y con el tiempo, este exceso puede tener complicaciones graves.

Además, la diabetes mellitus aumenta el riesgo de sufrir cardiopatías y accidentes cerebrovasculares y en algunos casos puede traer consecuencias como: ceguera, insuficiencia renal, impotencia sexual, amputaciones.

Sin embargo y afortunadamente, la diabetes es una enfermedad que si bien deviene de múltiples factores, entre los cuáles se encuentra la genética, también puede prevenirse a partir de un estilo de vida saludable, ya que entre sus principales causas están la obesidad y el sedentarismo, factores que pueden reducirse a partir de la puesta en práctica de buenos hábitos.

Entre las recomendaciones que el Instituto Nacional de Salud Pública emite para la prevención de esta enfermedad se encuentran:

-Tener una alimentación alta en fibra

-Moderar el consumo de los alimentos con alto contenido calórico y de carbohidratos

-Realizar actividad física con regularidad

-Mantener un peso saludable (para saber el peso ideal, consultar al médico o nutriólogo)

-Moderar o evitar el consumo de alcohol

-Disminuir los alimentos altos en grasas saturadas y grasas trans

-Evitar las bebidas azucaradas y refrescos

-No fumar

-Levantarse unos minutos después de un periodo prolongado de estar sentado

-Acudir periódicamente al médico para realizarse pruebas de glucosa en sangre

Otro aspecto fundamental a tomar en cuenta es la buena hidratación que ayuda al organismo a mantenerse en equilibrio. La mejor forma de hacerlo es bebiendo suficiente agua e incorporando en la rutina de hidratación cuando sea necesario, sueros orales de grado médico que contengan electrolitos y glucosa, elementos necesarios para la rehidratación celular en aquellos casos en los que se llega a presentar deshidratación

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here