La enfermedad cardiovascular es la principal causa de muerte en el planeta y tiene su origen en distintas causas, siendo las principales el tabaquismo, la diabetes, la presión arterial alta y la obesidad, además de factores como la exposición a la contaminación del aire y otros aspectos relacionados.

En el año 2000, la Organización Mundial de la Salud eligió como fecha para difundir las acciones de prevención y concientización de esta enfermedad el 29 de septiembre, día en que alrededor del mundo, desde entonces, se han tomado distintas acciones para contribuir a la disminución en la incidencia de este padecimiento así como sus causas.

Este 2020, en el marco de la pandemia por Covid-19, esta conmemoración toma además un matiz importante, haciendo un llamado a la sociedad a unirse de corazón bajo el lema: #UseHeart for Society, your loved ones and you.

El llamado se dirige a usar el corazón para la prevención de la ECV y de acuerdo con la Federación Mundial del Corazón:

“En la época del COVID-19, los pacientes con ECV se enfrentan a una amenaza de doble filo. No solo corren un mayor riesgo de desarrollar formas graves del virus, sino que también pueden tener miedo de buscar atención continua para sus corazones.”
Frente a un panorama tan complejo como el que plantean las estadísticas mundiales de ECV, existen formas simples de evitar padecer esta enfermedad y que además, están en nuestras manos: optar por un estilo de vida saludable que integre la práctica regular de actividad física , una alimentación saludable y equilibrada y una buena hidratación basada en agua natural y complementada con sueros orales de grado médico.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here