Ya dejaste de comer tortillas con cada comida, ya no tomas refresco, le bajaste al pan dulce y hasta estás comes fruta, pero por más que intentas ¿no puedes bajar esa panza?

Tal vez hay algunos aspectos en nuestros hábitos que hay que tomar en cuenta.

Tomas alcohol en fin de semana: además de que es malo para la salud, el alcohol te llena de calorías vacías que no aportan ningún nutriente. Si no lo puedes evitar, entonces lo recomendable es cerveza o vino en menores cantidades.

Atracón de fin de semana: Te matas de hambre toda la semana pero el fin de semana te desquitas. Para evitar que pase esto lo mejor es no limitarte tanto entre semana para poder seguir el balance durante el fin de semana.

No comes suficiente verdura: Siempre incluye verduras en todas tus comidas, lo mejor es que sean la mitad de cada porción de alimento, aportan muchos nutrientes y no muchas calorías.

También es necesario descansar lo suficiente y evitar ese consumo ocasional que, en realidad, puede no ser tan ocasional.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here