Lograr una sociedad saludable, está completamente vinculado con el acceso de esta a una alimentación sana y de calidad y por ello es fundamental que las empresas de alimentos muestren a sus consumidores información clara, sencilla y completa sobre la composición de sus productos.

Si partimos de que nuestro país enfrenta graves problemas de salud pública derivados de los altos índices de obesidad, diabetes tipo 2 y desnutrición infantil, causados primordialmente por el consumo de alimentos chatarra y bebidas azucaradas que lejos de nutrir al organismo causan daños y por ello es indispensable se adopten este tipo de medidas que promuevan una mejor alimentación.

Por ello, la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México hizo un llamado al Congreso de la Unión para aprobar el etiquetado frontal nutrimental en alimentos y bebidas en el presente periodo ordinario de sesiones ya que existe evidencia de que el consumo de jugos de frutas, bebidas refrescantes, deportivas y rehidratantes endulzadas con azúcares como la sacarosa, la fructosa y el jarabe de maíz, genera riesgos para la salud, pues además de contribuir al padecimiento de las enfermedades mencionadas, dichas bebidas son metabolizadas en el hígado, a diferencia de los sueros orales de grado médico que además de contar con adecuados registros sanitarios, contribuyen a una rehidratación verdadera y son metabolizados por todo el organismo.

Este tipo de medidas no solo promueven una vida saludable en la población en general, sino que también contribuyen a la protección de poblaciones vulnerables donde, dada la accesibilidad en términos de distribución y precio es más común el consumo de alimentos ultraprocesados,  a pesar de su baja calidad nutrimental.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here