Las andaderas son dispositivos compuestos por estructuras rígidas circulares dentro de las cuales se introduce al bebé y se permite el desplazamiento a través de ruedas. Se cree que aceleran y permiten a los pequeños caminar en edades tempranas. Pero la realidad es distinta.

¿Es verdad que esto sucede?

No existe evidencia actual que muestre que el uso de la andadera ayude a los niños a caminar más pronto de lo que harían si no la usaran. Todo lo contrario: estudios han encontrado que el uso de andaderas retrasa el gateo y da un puntaje bajo en la escala de desarrollo motriz y mental  de Bayley, a diferencia de los niños que no utilizaron este dispositivo.

En algunos países se ha intentado prohibir su fabricación. En Canadá, por ejemplo, no se producen desde 2004

Es importante que los pediatras informen esto a los padres. Sin embargo la decisión del uso de andaderas es de cada familia. Lo que sí es que hay que estar conscientes que permitir que los niños se sienten, gateen y caminen por sí solos y a su propio ritmo, es la mejor manera para poder promover la habilidad y coordinación al caminar

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here