El azúcar es un componente de los alimentos que contiene glucosa, sustancia cuya principal función es proporcionar la energía que nuestro organismo necesita para el funcionamiento de los diferentes órganos, como el cerebro y los músculos.

El cerebro consume cerca del 20% de glucosa (azúcar) que circula en nuestro organismo para poder realizar sus funciones, por esta razón, cuando el cuerpo no recibe suficiente cantidad de esta sustancia, empieza a sufrir ciertos trastornos: debilidad, temblores, torpeza mental, confusión y desmayos, entre otros.

Consumir azúcar en la correcta medida, nos permite incrementar y reponer los depósitos de glucógeno, tanto en el músculo como en el hígado, y así crear reservas de energía que podamos utilizar en situaciones de estrés.

También proporciona energía de rápida asimilación al organismo, sobre todo para las personas que presentan mucho desgaste físico durante su jornada laboral o al hacer ejercicio.

Es importante llevar una dieta balanceada, que contenga todos los grupos de alimentos y líquidos conforme al estilo de vida que llevemos.

Así que recuerda consumir azúcar, con moderación.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here