Hay un mito que planea siempre en el campo de la jardinería, y ese es que no es bueno dormir con plantas en la habitación porque estas pueden robar el oxígeno por la noche. Sin embargo, esta afirmación se queda en eso, en un mito, porque no tiene razón. Es cierto que una planta, como cualquier otro ser vivo, necesita oxígeno para vivir, pero no consume tanto como para que nos ahoguemos en la mitad de la noche, así que podéis estar tranquilos.

En términos numéricos, si ponemos el caso de que la planta se encuentra en una habitación de 20 metros cuadrados, una planta consume durante la noche un 0,1% de ese oxígeno presente en el dormitorio. Para ponerlo en contexto, una persona consume aproximadamente un 2% de ese oxígeno total, es decir, 20 veces menos.

También es cierto que las plantas necesitan su dosis de luz solar para que estas realicen la fotosíntesis, el proceso mediante el cual absorben el dióxido de carbono y expulsan oxígeno. La habitación se mantiene limpia durante el día, por lo tanto, es recomendable que la habitación en la que vaya a estar la planta sea bien luminosa.

Los cuatro beneficios de tener una planta en la habitación

  1.  Regeneración del aire de la habitación: como bien comentábamos previamente, las plantas consumen CO2 y expulsan oxígeno durante el día, por lo tanto, beneficia a nuestros pulmones. Además, también regula la temperatura y humidifica el aire. Una opción que puedes tener en cuenta es el espatifilo, una planta indicada para filtrar los elementos tóxicos del aire.
  2.  Mejora el estado de ánimo: el hecho de tener un ser vivo de colores hace que los sentidos se alegren irremediablemente, por lo que nuestro estado de ánimo mejorará. Ese es uno de los motivos por los cuáles a las personas que están en hospitales se les regala plantar para decorar la habitación. Un ejemplo es la tillandsia, una planta que aporta muy buena vibra gracias al color morado.
  3.  Elemento decorativo a tener en cuenta: si encuentras un sitio de la habitación en el que quedaría bien un elemento decorativo, siempre puedes optar por una planta. No importa si tienes un espacio grande o pequeño, si la necesitas de color verde o de mil colores: hay plantas de mil tipos, por lo que siempre será una buena opción.
  4.  Repelente de mosquitos e insectos: hay algunas plantas, como la citronela, que tienen un poder repelente de los mosquitos. Puedes colocar la planta al lado de la ventana del dormitorio y así podrás dormir más tranquilamente, sobre todo en verano.

Si tenías alguna duda sobre colocar una planta en tu habitación, ahora queda ya disipada, por lo que ves a la floristería más cercana que tengas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here