La mayoría de las personas nos hemos sentido hinchados alguna vez, notando que los zapatos o la ropa nos aprietan, que nuestra cara luce abultada en algunas zonas, o bien, que los anillos que en la mañana nos quedaban perfectos, por la tarde salen con dificultad de nuestras manos. Estas son algunas manifestaciones de la retención de líquidos, o edema, como es su nombre científico.

El edema, se presenta cuando los tejidos del cuerpo almacenan una mayor cantidad de agua ya sea por causas patológicas como enfermedades cardiacas, renales, hepáticas o trastornos circulatorios, o bien, como reacción al aumento de la temperatura, los periodos prolongados en una postura o la ingesta excesiva de sodio.

Si haz experimentado este malestar, te compartimos algunos remedios para contrarrestarlo.

  1. Evita pasar mucho tiempo en la misma postura, si sueles estar de pie o sentado por periodos prolongados, procura moverte y elevar las piernas para reactivar tu circulación.
  2. Disminuye tu consumo de sodio, revisa el contenido de esta sustancia en los alimentos y bebidas que consumes, y opta por aquellos que contengan menores porcentajes.
  3. Consume diuréticos, de preferencia naturales que le permitan a tu organismo deshacerse de todas las toxinas que no necesita, a través de la micción y evacuación de heces fecales.
  4. Opta por las opciones más naturales para tu alimentación, evita alimentos demasiado procesados, elige carnes magras y aumenta tu consumo de frutas y verduras frescas.
  5. Cuida tu hidratación, asegúrate de consumir bebidas isotópicas, es decir, que contengan el balance justo de minerales y glucosa para permitir la correcta rehidratación y mantener en equilibrio a tu cuerpo

Siguiendo estas sencillas recomendaciones, disminuirás las probabilidades de retener líquidos y disfrutarás de la temporada de calor de una forma mucho más ligera.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here