Desde hace algunos años, el mayor consumo de bebidas azucaradas se había asociado a una mayor incidencia de obesidad, diabetes y enfermedades vasculares, sin embargo, de acuerdo con estudios recientes del Global Burden of Disease, esfuerzo internacional orientado a la observación e investigación en torno a las causas de las enfermedades globales, se ha dado a conocer que el consumir bebidas azucaradas, guarda también una relación cercana con el padecimiento de cáncer.

En estudios realizados por dicha organización, se encontró una relación entre el consumo de bebidas azucaradas y la prevalencia de cáncer en senos, próstata y cáncer colorectal.

Lo anterior representa un grave problema en un contexto en el que durante los últimos 25 años, el consumo excesivo de bebidas azucaradas ha aumentado cerca de 40%, privando la relación entre un menor desarrollo del país y un mayor consumo de bebidas azucaradas, lo cual implica que haya más gente enferma, con menores posibilidades de acceder a servicios de salud eficientes.

La Agencia Internacional de investigación en Cáncer, ya había informado de los riesgos de consumir refrescos de cola y endulzantes artificiales como el aspartame en la presencia de cáncer, así como su intervención en la hipertensión, obesidad y diabetes tipo 2, sin embargo esta relación entre el consumo de bebidas azucaradas y el cáncer se había realizado de manera indirecta.

En un estudio reciente publicado por la British Medical Journal, la relación entre el cáncer y las bebidas azucaradas se volvió directa. Sumando a los jugos naturales, dado que retira la fibra de la fruta y liberan los azúcares en el organismo, entre las bebidas causantes de riesgo.

Los resultados apuntan a que el consumo diario de un vaso pequeño de bebida azucarada, incrementa en 18% el riesgo de padecer cáncer en general y en 22% el riesgo de padecer cáncer de seno.

Los impactos que las bebidas azucaradas tienen en la salud nos llevan a pensar que deberíamos evitarles a toda costa, sin embargo, como consumidores nos enfrentamos a constantes seducciones por parte de las empresas refresqueras que por todas las vías posibles muestran el atractivo de sus bebidas.

En nuestro país, el 70% del azúcar añadida que se consume, proviene de las bebidas azucaradas, aunado a esto, la información real ofrecida a quienes las consumen, es reducida, ya que no se muestra tal cual en las etiquetas, por lo que se ha buscado regular que en el etiquetado aparezca la información nutrimental real de las bebidas azucaradas, hecho que la industria refresquera ha resistido de distintas maneras.

 

 

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here