Los niños en edad escolar que pasan más tiempo frente a las pantallas tienen solo un poco más de probabilidades de tener trastornos de atención, trastornos del sueño o calificaciones más bajas y no tienen más probabilidades de sufrir depresión y ansiedad que los que no pasan ese tiempo expuestos a la luz azul, según ha descubierto un estudio que ha sido publicado en la revista PLOS ONE.

Además, la misma investigación también reveló que los niños que están más expuestos a las pantallas tenían más amigos cercanos que los que no lo estaban.

“Estos hallazgos sugieren que debemos tener en cuenta las pantallas, pero que el tiempo frente a la pantalla probablemente no sea intrínsecamente dañino para nuestra juventud”, expone Katie Paulich, estudiante del Departamento de Psicología y Neurociencias de la Universidad de Colorado en Boulder y autora principal del estudio.

Diferencias entre el uso de pantallas por niños y niñas

Para llevar a cabo estudio, Paulich y sus compañeros del Instituto de Genética del Comportamiento evaluaron los datos del estudio en curso sobre el desarrollo cognitivo y el cerebro adolescente, el mayor estudio a largo plazo sobre la salud infantil y el desarrollo cerebral de todo Estados Unidos.

De este modo, los expertos analizaron información de un total de 11.800 niños de entre 9 y 10 años. De todos ellos obtuvieron cuestionarios sobre el tiempo de pantalla, informes de los padres sobre problemas de comportamiento y calificaciones, y evaluaciones de salud mental.

De media, los niños escogidos para el estudio pasaban unos 45 minutos más al día enfrente de las pantallas que las niñas. Las cifras indicaban que los niños superaban las cinco horas diarias de exposición los fines de semana y las cuatro horas los días entresemana.

Además, los datos también indicaron que los niños y las niñas usaban las pantallas de manera diferente. Los niños pasaban el doble de tiempo con los videojuegos, mientras que las niñas pasaban más tiempo interactuando en las redes sociales.

Al igual que otros estudios anteriores, la investigación también encontró que los niños que pasaban más tiempo frente a las pantallas tendían a dormir peor, obtenían peores calificaciones y mostraban comportamientos más externalizantes, siendo más propensos a padecer TDAH, trastorno de conducta o trastorno de oposición desafiante.

Sin embargo, en comparación con otros factores que conforman la vida estos niños, la influencia del tiempo frente a la pantalla fue mínima.

“Varios artículos en los últimos años han sugerido que el tiempo frente a una pantalla podría ser perjudicial para los niños, pero también ha habido algunas revisiones que sugieren que esos efectos negativos se han sobreestimado”, explica John Hewitt, director del Instituto de Genética del Comportamiento y autor principal del estudio, quien recalca que “sí, existen relaciones entre el tiempo frente a la pantalla y los resultados negativos, pero no son grandes ni terribles”.

¿Tiene relación el tiempo frente a la pantalla con la salud mental?

Por otro lado, el estudio encontró asociaciones entre el tiempo frente a una pantalla y algunos problemas de salud mental y de comportamiento, mientras que Paulich recalcó que esto no significa que los haya causado.

De este modo, según este experto, podría ser que el tipo de tiempo frente a la pantalla importe más que las horas que pasan enfrente de los dispositivos.

Por ejemplo, varias investigaciones anteriores han descubierto que los videojuegos que se juegan con otras personas pueden fomentar las relaciones, mientras que ver programas en exceso por sí solos puede tener consecuencias negativas.

Ahora, los expertos que han llevado a cabo la investigación recalcan que es necesario continuar con el estudio, puesto que los datos no se aplican todavía a niños más mayores.

Estos profesionales aseguran que, pese a que la Academia Estadounidense de Pediatría ha establecido pautas de tiempo de pantalla para niños menores de 5 años, todavía no existe un umbral establecido empíricamente para lo que es un “nivel aceptable” de tiempo de pantalla.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here