El Congreso de Oaxaca aprobó este miércoles la reforma de ley que prohibe la venta de comida chatarra y refrescos a menores de edad.

La reforma fue aprobada en medio de protestas callejeras y gritos de desaprobación por parte de comerciantes que, en gran medida, ven un ingreso por la venta de estos alimentos. Sin embargo, esta iniciativa llegó después de una amplia consulta pública ciudadana, misma que contó con el respaldo de la Unicef.

Oaxaca se posicionó con la aprobación de esta reforma, como pionero en toda la república, en poner en vigor estas nuevas normas, que principalmente, tienen como objetivo reducir a cero los casos de diabetes e hipertensión, un mal que padece México de forma masiva.

Por el lado de los comerciantes que se presentaron a la sesión abierta, amenazaron con interponer recursos legales como amparos para detener la medida. Sin embargo, esta reforma no prohibirá la venta en su totalidad, únicamente a menores de edad, por lo que “de ninguna maneras se busca castigar a los comerciantes”, dijo Magaly López Domínguez, diputada local de Morena.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here